Ideas · Maternidad

Mi hijo el FUTBOLISTA

La primera vez que me dijo que quería ser futbolista no lo entendí.

Tampoco las siguientes.

Ni siquiera cuando me dijo que se quería cambiar de academia y entrenar duro para llegar más rápido a jugar en primera.”¿Jugar en primera???? ¿De qué habla?” Pensaba yo…

Recién ahora después de algún tiempo y varias charlas con amigos entiendo a qué se refiere y me ayuda, sin querer, a entender desde dónde debo (porque es obligación, casi) acompañarlo. Y es que me esta gritando fuerte lo que le gusta, lo que lo conecta con él mismo, me esta señalando el lugar donde quiere poner su energía, habla de fútbol pero también habla de vida al aire libre, comida saludable, amigos, juego diurno y, como si esto no fuera suficiente, yo puedo aprovechar para contarle de desafíos, perseverancia y disciplina.

Y aunque no parezca, y cueste verlo a simple vista, escuchar su reclamo de “más y más” se ha convertido en un camino lúdico y divertido en el que él está eligiendo superarse y toda esta familia lo acompaña sin juicio a sus habilidades reales, sin anhelo de copas y bastante lejos de la objetividad de habilidad motora para mover la pelota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s