FYN Y MON es el nombre que le pusimos a la búsqueda de estos últimos años, en los que el encuentro con la maternidad encendió nuevos caminos.

Explorar la vida mirando desde abajo y caminando más despacio, un reencuentro con el juego y  las canciones que nos tranquilizaban cuando eramos chiquitos, conocer a esta nueva mujer viajera de pañales, ropita, chupetes y caramelos en la cartera.

El tiempo de la pausa, ese ocio saludable del que hablan ahora los doctores, y al mismo tiempo el caos, los llantos, los jueguetes con ruidito y la falta de sueño.

Porque se trata de primeros pasos y también de correr rapidiiiiisimo, como volver al principio llegando más lejos de lo que jamás hubiera imaginado.